¿Matando y gozando?

Ismael Francisco/Prensa Latina


Quizá tocaron o pasaron por frente de casa y se abrió la puerta y el camello se coló. ¿Un antes y un después? No se. Ojalá que sí, pero recuerdo a Virgilio Piñera, eso que nuestro pueblo dice a cada instante: me están matando pero estoy gozando.